«Islas inteligentes», soluciones de alta tecnología

Siempre se ha creído que las grandes ciudades son los centros de innovación, contantemente en crecimiento y a la vanguardia de la tecnología inteligente.

Sin embargo, existe un número cada vez más grandes de islas en el mundo entero que se están volviendo cada vez más inteligentes y autosuficientes adoptando nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, reduciendo la huella de carbono, convirtiéndose en comunidades sostenibles para beneficio de sus pobladores y para ser, un modelo a seguir, para el resto del mundo.

Debido a las limitaciones de la vida en la isla, los isleños han sido realmente innovadores aprovechando los recursos disponibles localmente.

Por lo general, todas las islas presentan los mismos desafíos y el intercambio de conocimientos entre ellas es importante para compartir conocimiento y los desafíos comunes a los que se enfrentan.

Redes inteligentes y sostenibilidad

A menudo, dependiendo de los altos costos de la electricidad, y la generación de agua potable, la autosuficiencia es un tema importante para los isleños.

Las islas han realizado la transición hacia la tecnología inteligente durante varios años y se han beneficiado no solo de la autosuficiencia, sino también del desarrollo sostenible y la reducción de las emisiones de carbono.

Smart Community Aruba es un buen ejemplo de éxito en la transición. Un proyecto que involucra tecnología inteligente y viviendas nuevas en la isla, la comunidad inteligente se está utilizando como prototipo para desarrollos futuros.

Los hogares dentro de la comunidad están completamente integrados con nueva tecnología y son parte de una red inteligente que depende de la energía renovable.

Esto crea oportunidades para que los socios privados exhiban, prueben y certifiquen tecnología, sistemas de construcción y diseños. Además, permite a los planificadores aprender sobre el comportamiento del consumidor y cómo crear edificios, sistemas de energía y redes de agua o residuos más eficientes.

Al hacer la transición hacia la energía renovable que está vinculada a una red inteligente, el proyecto no solo reduce las emisiones de carbono, sino que proporciona los datos necesarios para mejorar su eficiencia.

Las redes inteligentes ayudan a identificar problemas potenciales antes de que surjan y brindan información en tiempo real sobre los servicios, la producción de energía y las opciones más eficientes disponibles.

Lo mismo sucede en Orkney, un archipiélago en la costa noroeste de Escocia, en donde la investigación que se está llevando a cabo, profundiza en cómo una red inteligente renovable de múltiples capas puede beneficiar al archipiélago y a sus habitantes.

Esto ayudará a determinar cómo los planificadores y desarrolladores locales mejoran todo, desde los sistemas de transporte y redes de energía hasta las técnicas de construcción, inclusive como los cerrajeros Sevilla pueden ayudar instalando sistemas inteligentes de seguridad.

Las Islas Sorlingas de Inglaterra, también se están moviendo hacia un futuro de tecnología inteligente, utilizando un marco similar al de Orkney y otras islas sostenibles. Además, estas islas serán un caso de estudio para el desarrollo futuro del Reino Unido.

El análisis en tiempo real mostrará dónde se pueden realizar mejoras y qué sectores tienen más que ganar, y luego afectará a la siguiente fase de mejoras. Estos experimentos han brindado oportunidades para aplicar la tecnología a la red continental.

Las islas que han implementado tecnología inteligente junto con energía renovable ven una marcada disminución en las emisiones de carbono, además de una mayor capacidad de recuperación para sus sistemas de energía.

error: Content is protected !!