La seguridad de la Familia Real Británica

Al igual que la del Papa, una de las seguridades más fuertes del mundo, la de la Familia Real Británica también es bastante estricta.

En las últimas semanas, ha habido cierta controversia en cuanto a la seguridad de la familia real británica a raíz de ciertas declaraciones de que el hijo del Príncipe Harry, Archie, no recibió protección real.

Sin embargo, se sabe que la mayoría de los miembros principales de la familia real tienen protección las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

La protección de la familia real.

Está protegida por un grupo que es parte de la Policía Metropolitana llamado SO14 Royal Protection Group, y se encargan de darle protección personal y residencial, así como proveer un grupo de acompañamiento especial.

Protección Personal

Son oficiales armados que se encargan de proteger a ciertos miembros de la familia.  No utilizan uniformes y están armados, y equipados con un radio y botiquín de primeros auxilios.

Están entrenados en primeros auxilios de emergencia, conducción avanzada y combate sin armas.

Grupo de escolta especial (SEG) –

La SEG proporciona seguridad adicional para cuando los miembros de la realeza están fuera de casa. Se trata de motociclistas armados que conducen junto a los vehículos reales, mientras se trasladan de un lugar a otro.

Protección residencial

También hay oficiales S014 vestidos de civil que protegen las residencias reales en Londres, Windsor y Escocia, también protegen a cualquier miembro del público que visita estos lugares. 

¿Quién recibe protección real?

No hace falta decir que Su Majestad la Reina recibe protección total del escuadrón de protección real, al igual que los herederos inmediatos al trono y algunos otros miembros de la realeza menor.

La familia inmediata tiene protección las 24 horas, los 7 días de la semana, así como el príncipe William, su esposa Kate y sus hijos.

El resto de los nietos no están tan expuestos, por lo que no necesitan altos niveles de seguridad.

Y se le ha retirado cualquier nivel de seguridad al príncipe Harry y su esposa Meghan Markle y se deben encargar de pagar por sus propios oficiales de protección.

¿Cómo se mantienen seguros?

Puede ser una sorpresa para algunos que los miembros de la realeza reciban capacitación sobre cómo protegerse. Se les entrena para cuidarse a sí mismos en caso de que terminen solos en una situación peligrosa, y también se les enseña defensa personal, con cursos de actualización y entrenamiento regular.

Cuando visitan lugares con regularidad toman la precaución de tomar diferentes rutas reduciendo la posibilidad de ataques en el camino.

Un hecho curioso es que no pueden cerrar las puertas de sus coches.  Los coches de los miembros de la realeza, además de ser blindados, se bloquean automáticamente al cerrar la puerta. Funciona bien si están dentro, pero si por ejemplo se bajan del coche y cierran la puerta y se produce algún incidente que atente contra la seguridad, no podrían entrar de nuevo al coche.  Lo que implica un alto riesgo a la seguridad.

Algo que un cerrajero podría entender, y quizás dentro del equipo de seguridad de la realeza existe algún cerrajero para poder atender estos problemas.

Cuando eso sucede, un oficial de seguridad decide cuándo es apropiado cerrar la puerta del coche.

error: Content is protected !!